Google+ Followers

9.08.2015

tiemblan los árboles desnudos y se encorvan las ramas

¡La Libertad! ¡El Pueblo!, iba gritando, por calles y por plazas; cuando el jardín se viste de heliotropos, de azules lirios y de rosas pálidas. ¡La Libertad! ¡El Pueblo!, repetía, sobre el fango y la escarcha; cuando tiemblan los árboles desnudos y se encorvan las ramas......

No hay comentarios: