Google+ Followers

7.12.2010

El valor de un militar que se opuso al golpe

En una ceremonia realizada el jueves, el teniente coronel (r) Luis Mittelbach fue reconocido y ascendido a coronel.
03-07-2010

BUENOS AIRES– El teniente coronel (r) Jorge Luis Mittelbach, un oficial del Ejército que sufrió postergación en su carrera militar por oponerse al terrorismo de Estado durante y después de la dictadura, fue ascendido al grado de coronel.

El ascenso de Jorge Mittelbach como reparación se concretó durante una ceremonia realizada el jueves por la tarde en el Edificio Libertador, encabezada por el jefe del Ejército, general Luis Pozzi, se informó ayer en un comunicado de la fuerza.

Pozzi definió al militar retirado en 1991, tras persistentes postergaciones, como “un soldado que sirvió a la democracia en su profesión” y que “honró con sus actos el uniforme del Ejército argentino”.

Además, reiteró la voluntad y el compromiso de la fuerza para abrir “definitivamente el camino de la justicia, del reencuentro y la concordia”. Al acto, que comprendió una formación, las palabras de Pozzi y una invocación religiosa, asistieron autoridades militares y del Ministerio de Defensa, invitados especiales y familiares del ahora coronel Mittelbach.

Hijo de un coronel de caballería, especialidad que también fue su arma, Jorge Mittelbach es coautor del libro Sobre áreas y tumbas - Informe Sobre Desaparecedores, junto con su hermano Federico, un capitán que se retiró del Ejército en 1960.

En ese texto, denunciaban que, “en la vasta pirámide erigida sobre la República por el aparato represivo, en sus cámaras subterráneas prosperan los centros clandestinos de detención”.

Diariouno.com.ar

Ascienden a un oficial que se opuso a los crímenes de la dictadura
Se trata de Jorge Luis Mittelbach, quién sufrió postergación en su carrera militar por oponerse al terrorismo de Estado
02/07/2010
Imprimir

El teniente coronel (R) Jorge Luis Mittelbach, un oficial del Ejército que sufrió postergación en su carrera militar por oponerse al terrorismo de Estado durante y después de la dictadura, fue ascendido al grado de coronel.

El ascenso de Jorge Mittelbach como reparación se concretó durante una ceremonia realizada antes de ayer por la tarde en el Edificio Libertador, encabezada por el jefe del Ejército, general Luis Pozzi, se informó hoy en un comunicado de la fuerza.

Pozzi definió al militar retirado en 1991, tras persistentes postergaciones, como "un soldado que sirvió a la democracia en su profesión" y que "honró con sus actos el uniforme del Ejército Argentino".

Además, reiteró la voluntad y el compromiso de la fuerza para abrir "definitivamente el camino de la justicia, del reencuentro y la concordia".

Al acto, que comprendió una formación, las palabras de Pozzi y una invocación religiosa, asistieron autoridades militares y del Ministerio de Defensa, invitados especiales y familiares del ahora coronel Mittelbach.

Hijo de un coronel de caballería, especialidad que también fue su arma, Jorge Mittelbach es coautor del libro "Sobre áreas y tumbas-Informe Sobre Desaparecedores" junto a su hermano Federico, un capitán que se retiró del Ejército en 1960.

En ese texto, denunciaban que, "en la vasta pirámide erigida sobre la República por el aparato represivo, en sus cámaras subterráneas prosperan los centros clandestinos de detención".

La tarea investigativa y de denuncia de los hermanos Mittelbach, como la del ya fallecido capitán José Luis D`Andrea Mohr, contribuyó a develar la trama de la represión terrorista de Estado.

En el mismo sentido, en 1984 un grupo de oficiales retirados fundó el Centro de Militares para la Democracia Argentina (CEMIDA), cuyo primer presidente fue el general (R) Jorge Leal.

Tomaron esta decisión "hastiados de golpes de estado y sistemas dictatoriales, avergonzados de la impunidad de algunos delincuentes que con su accionar pretendieron mimetizarse con las instituciones que su conducta había deshonrado", según explica la página en Internet del CEMIDA.

Pero ya en 1977, recién destinado a la Fuerza de Tareas del Ingenio Santa Lucía en Tucumán, Jorge Mittelbach comunicó a sus superiores que pediría ser relevado si se mantenía la sala de torturas a cargo de un oficial de inteligencia.

También, Mittelbach reclamó que los detenidos en ese centro clandestino fueran revisados por un médico y remitidos al Comandando de la Brigada de Infantería 5, tras lo cual fue trasladado y su carrera resultó definitivamente obstruida, aun tras el restablecimiento de la democracia.

A la salida de la dictadura se preocupó por el caso Ernesto Sábato, quien pidió en una carta al entonces presidente Raúl Alfonsín "cuidar a cada uno de los hombres (de las Fuerzas Armadas) que creen en las instituciones democráticas”.

En aquella misiva, Sábato le decía a Alfonsín que al teniente coronel Jorge Mittelbach "se lo quiere postergar en su ascenso a causa de su clara posición democrática" y le pedía que, "como Comandante en Jefe, evitara ese "grave mal".

En aquel contexto, un artículo periodístico aludió a Jorge Mittelbach como "el único oficial democrático" del Ejército, elogio que este consideró en una carta exagerado y también injusto con otros camaradas de armas también opuestos a la dictadura.

Siguió un arresto como represalia y se mantuvo la postergación del ascenso, por lo que Jorge Mittelbach pasó a retiro en 1991.

No hay comentarios: